El impacto de los cambios económicos en la generación de presupuestos

Resumen de “El Futuro bajo control”,  programa emitido por Radio el Mundo el jueves 31 de enero.

Cambios económicos impactan en presupuestosEn la Argentina se están evidenciando muchos cambios que impactan no solo en la población sino también al sector empresarial. Para tomar un periodo de tiempo que sirva como ejemplo, en 28 días hábiles contando desde el 19 de diciembre de 2013 hasta el 31 de enero del 2014: 

  • El precio del dólar paso del $ 6,375 a $ 8,03, lo que implica que hubo una devaluación del 25%. 
  • A fines de 2013 los dólares solo podían ser comprados para viajar al exterior. Ahora también es posible adquirirlo para ahorro.
  • El MerVal estaba en 5.350, y ahora se incrementó en un 7% hasta rondar los 5.700 puntos.

En líneas generales, las empresas arman los presupuestos en septiembre u octubre. Pero si pensamos, en esa época el dólar subía de a 3 centavos por día. Y la entidad financiera Credit Suisse tenía una previsión de un dólar a $ 6,50 para enero. A esto hay que sumar que el proceso de presupuestación se hace estimando cuánto venderemos y cuáles serán los costos, entre otros. Está claro, entonces, que dado todos estos cambios las empresas deberán preparar nuevas versiones del presupuesto original.

Dado este escenario, en el mercado hay herramientas tales como las soluciones de Inteligencia de Negocio (BI, por sus siglas en inglés) y simuladores que agilizan los procesos de confección del presupuesto, y permiten obtener información más precisa y de manera más sencilla para poder tomar mejores decisiones de negocio en función a distintos contextos que se pueden simular de antemano.

La evidencia marca que vamos a tener que realizar presupuestos trimestrales o cuatrimestrales durante este año. Y si bien la mayoría de las compañías aún utilizan el Excel, bajo esta nueva realidad en la cual las planillas pueden traspapelarse e incluso desactualizarse muy rápido, migrar hacia las herramientas arriba mencionada es crucial ya que los cambios se producen tan rápido, que las empresas no pueden permitir que la toma de decisiones se dilate en el tiempo por no contar con datos actualizados.

Ante un escenario tan dinámico, el mejor consejo para quien esté pensando en implementar este tipo de herramientas en su empresa, es optar por aquellos proveedores que puedan adaptar sus productos al escenario local en función de los procesos y legislación, entre otras variables. En líneas generales, los sistemas son worldwide pero se adaptan a cada mercado. Por eso, al momento de elegir no hay que fijarse tanto en las características de un sistema en sí mismo, sino en la estrategia del proveedor que la ofrece. 

Middleware y consolidación

La AFIP y la ANSES cuentan con sistemas que son lo suficientemente modernos y robustos como para implementar cambios rápidamente. Y esto se demuestra cada vez que desde el Gobierno toman decisiones que tienen que ver con la recaudación, por mencionar solo un ejemplo. Al respecto, lo bancos son uno de los sectores más exigidos ya que tienen que trabajar contrarreloj para adecuarse a las nuevas normativas en cuestión de horas. Dentro de los sistemas hay una capa que se llama middleware, que es la que interactúa con otras aplicaciones, software, redes, hardware y demás. En definitiva, lo que hace es simplificar el trabajo de los programadores en la compleja tarea de generar las conexiones que son necesarias en los sistemas distribuidos. De esta forma se provee una solución que mejora la calidad de servicio, seguridad y envío de mensajes. O sea que esta capa es la que debe responder ante los estímulos y desestímulos del gobierno. Dado el contexto actual, en el cual el gobierno solicita cada vez más datos a las organizaciones, aquellas que se resistan a trabajar con Middleware o no inviertan en esta capa probablemente tengan serios problemas para saber en dónde obtener la información que se les pide. Otro tema a tener en cuenta tiene que ver con la consolidación: Muchas empresas tienen varias sociedades. Y al final del día, el directorio o el dueño quieren ver números consolidados. En este contexto, contar porotos a mano o usar planilla de Excel puede resultar insuficiente. Por este motivo, los sistemas de consolidación, que aún no son muy utilizados en el país, tomarán mayor relevancia durante los próximos meses.

En tiempos de inflación conviene moverse con celeridad, por eso la movilidad ya está instalada en todas partes con el objetivo que desde cualquier lugar un ejecutivo pueda contar desde su dispositivo preferido con la información que necesita para tomar decisiones al instante. Y este tema no es exclusivo del mundo empresarial. De hecho, hay apps móviles y gratuitas como  Precios OK, que le da al usuario final la posibilidad de detectar a través del código de barras si un producto está incluido en el programa de Precios Cuidados del Gobierno Argentino.