Edge Computing en la era del 5G, ¿es mejor si trabajan juntos?

La tecnología de Edge Computing está transformando la forma en que se tratan, procesan y entregan los datos desde millones de dispositivos en todo el mundo. El crecimiento exponencial de los dispositivos conectados a Internet, el Internet de las Cosas (IoT), junto con las nuevas aplicaciones que requieren una potencia informática para manejar datos en tiempo real, continúan impulsando los sistemas informáticos de vanguardia.

Las tecnologías de redes, cada vez más rápidas, como la tecnología 5G, permiten que los sistemas informáticos aceleren la creación o el soporte de aplicaciones en tiempo real, como el procesamiento y el análisis de videos, los coches autónomos, la Inteligencia Artificial o la robótica.

Si bien los primeros objetivos del Edge Computing eran abordar los costes del ancho de banda para el crecimiento de los datos generados por el IoT, el aumento de las aplicaciones en tiempo real que necesitan procesamiento de Edge Computing impulsará mucho más la tecnología.

Edge Computing: detrás de la cuarta revolución industrial

En los últimos años y, más recientemente, en los últimos meses, a consecuencia de la pandemia del Covid-19, el Edge Computing se ha vuelto más evidente y ha pasado a un primer plano como un pilar necesario de la arquitectura de red para mantener la nueva fuerza de trabajo y aprovechar de manera efectiva el crecimiento de dispositivos y sensores. De hecho, se estima que el mercado de Edge Computing crecerá un 157%, generando ingresos de 7,23 mil millones de dólares para 2024, de los 64,1 millones de dólares en 2019. Se calcula que alrededor del 90% de las empresas industriales utilizarán esta tecnología para 2022, debido principalmente a que ofrece latencias más cortas, una seguridad más sólida, una recopilación de los datos más receptiva, y unos costes más bajos.

Edge Computing en la era del 5G, es mejor si trabajan juntos

El Edge Computing es un tipo de computación en la nube que permite que los dispositivos de IoT y las aplicaciones web funcionen más rápido, ya que en última instancia reduce la presión sobre el ancho de banda y la congestión de la red para mejorar la calidad y la resistencia del servicio. Con esta tecnología, la información se puede administrar a gran velocidad en el propio dispositivo y los ajustes operativos se pueden implementar en tiempo real. Y es que a medida que las redes se congestionan cada vez más con grandes volúmenes de datos en tiempo real generados por los usuarios y por los dispositivos móviles y de IoT, los líderes de TI afirman que el Edge Computing produce un mejor rendimiento, mayores eficiencias y conocimientos, lo que da mejores resultados comerciales.

¿Y el 5G?

El 5G trae un cambio radical en la conectividad. Se trata de una tecnología que crece rápidamente a escala global, y las empresas líderes ya se están beneficiando de esta tecnología, debido a que el 5G eleva drásticamente las capacidades de videoconferencia, Realidad Aumentada (RA), Realidad Virtual (RV), Internet de las Cosas (IoT), Inteligencia Artificial como Servicio (AIaaS), vehículos autónomos, e-Commerce, eHealth, incluidos la telemedicina.

Impulsada por la aparición de nuevas aplicaciones de computación y la aparición del Internet de las Cosas (IoT), se prevé que la red 5G se enfrentará a un aumento sin precedentes en el volumen del tráfico y las demandas de computación. Sin embargo, la mayoría de los usuarios finales tienen capacidades de almacenamiento y capacidades de procesamiento limitadas, por lo que la forma de ejecutar aplicaciones de procesamiento intensivo en usuarios con recursos limitados se ha convertido en una gran preocupación. La tecnología de Edge Computing puede ser clave para dar solución a este problema.

Si bien el Edge Computing ha existido durante algunos años, la aparición y la implementación del 5G la ha hecho más relevante que nunca. El 5G inevitablemente aumentará la cantidad de datos que se transfieren a través de las redes, y es crucial que la conexión que utiliza esta tecnología sea rápida, segura y confiable.

Con el 5G cada vez más omnipresente, ahora es cada vez más factible y fundamental que las empresas de diferentes sectores adopten una estrategia de Edge Computing que les permita administrar, optimizar y ejecutar sus entornos de TI en cualquier lugar.

El 5G un catalizador para la tecnología Edge Computing

La proliferación de las redes 5G, que aumentarán significativamente el ancho de banda y facilitarán la transmisión de grandes volúmenes de datos, abre una serie de oportunidades para las aplicaciones de Edge Computing.

Dado que el 5G ayudará a combatir la latencia con su arquitectura distribuida, las empresas podrán usar estas redes para expandir su propio Edge Computing y mover datos de manera mucho más eficiente. En lugar de tener que enviar esos datos a un servidor centralizado, las redes 5G les permitirán procesar esos datos más cerca de donde se crearon.

El 5G y el Edge Computing son dos tecnologías que están muy vinculadas, ya que ambos están preparados para mejorar significativamente el rendimiento de las aplicaciones y permitir que se procesen grandes cantidades de datos en tiempo real. Juntos, pueden mejorar la Realidad Aumentada y Virtual para eventos, el análisis de video y de voz, la monitorización de vídeos de seguridad y mucho más. Esta combinación es revolucionaria para las empresas ya que puede reducir drásticamente la latencia y aumentar la velocidad y la seguridad.

Para que el 5G proporcione velocidades de red aceleradas, se requiere una latencia más baja y una interconexión alta que se puede conseguir a través del Edge Computing. La combinación del 5G y el Edge Computing brindará a los consumidores y a las organizaciones un procesamiento de datos mejorado, el almacenamiento en centros de datos locales y un uso compartido de la potencia informática, una eficiencia energética tanto a nivel de red como de dispositivo, resiliencia, seguridad, y una asignación óptima del trabajo.

Además, el Edge Computing jugará un papel fundamental en el cambio de la seguridad de la red. Las conexiones más rápidas y la interconexión mayor que aporta el 5G también significan conexiones mejoradas para los ciberdelincuentes.

Casos de uso combinando ambas tecnologías

La reducción de la latencia, el aumento de la velocidad y de la seguridad son la razón por la que los primeros casos de uso tienden a involucrar tecnologías como la Realidad Aumentada y la Realidad Virtual, la Inteligencia Artificial y la robótica, ya que requieren decisiones de los recursos informáticos en una fracción de segundo. Pero existe la posibilidad de que una variedad más amplia de aplicaciones comerciales se beneficie tanto del Edge Computing como del 5G.

Los expertos citan una variedad de casos de uso para el Edge Computing en combinación con el 5G en la empresa, entre los que se incluyen:

  • Empresas de los sectores manufacturero, petróleo, gas y energía que utilizan el 5G y el Edge Computing para actividades de mantenimiento y de reparación. Esto incluye aplicaciones RA/RV para guiar a los técnicos a través del proceso de reparación, así como drones para inspecciones de las líneas ferroviarias, puentes o edificios que utilizan análisis avanzados para identificar posibles defectos o elementos que necesitan mantenimiento.
  • Optimización de los procesos en tiempo real en instalaciones de empresas de fabricación. Los datos generados a partir de los dispositivos conectados pueden ajustar dinámicamente la configuración de calibración, aumentando el rendimiento y reduciendo los posibles problemas.
  • Monitoreo del estado de la maquinaria mediante el uso de sensores de IoT para verificar ciertos parámetros en un activo o una máquina para garantizar que funcione correctamente.
  • Análisis de vídeos de seguridad en tiempo real para determinar, por ejemplo, el si una persona que entra en un edificio es un empleado o un visitante, y para confirmar la identidad de los empleados.
  • Uso de video y análisis en tiempo real para diagnosticar a un paciente o para realizar un monitoreo remoto del paciente.

Conclusiones

El despliegue de redes 5G y el Edge Computing de alta capacidad se convertirán en un motor para una avalancha de nuevas oportunidades y modelos comerciales. La innovación en ambas tecnologías provocará la transformación de los datos que cambiará la forma de hacer negocios y provocará un aumento de innovaciones y servicios que revolucionarán la industria.

La capacidad, con ayuda del 5G, para implementar fácilmente sensores, dispositivos inteligentes o robots en todas partes, combinada con las capacidades de Edge Computing de baja latencia o sin latencia, brinda una gran cantidad de nuevas oportunidades, que anteriormente eran relativamente costosas de establecer.

El Edge Computing combinado con el 5G crea oportunidades para mejorar las experiencias digitales, mejorar el rendimiento y la seguridad de los datos y permitir operaciones continuas en cualquier sector. Entonces, ¿deberían las empresas combinar estas tecnologías? Si, la combinación del 5G y el Edge Computing generará un nivel de innovación que cambiará fundamentalmente cómo se realiza el trabajo y cómo operan las empresas.