La revolución de la RA: las lentes de contacto inteligentes

La compañía Mojo Vision se fundó en 2015, con un único fin: crear lentes de contacto inteligentes. La idea surgió de sus directores, ya que ambos sufren problemas de visión. Este ha sido un proyecto que se ha mantenido en secreto, pero a raíz de la gran inversión, entorno a unos 108 millones de dólares en capital de riesgo de Gradient Ventures de Google, StartX, NEA y Khosla, entre otros, ha empezado a hacerse notar en el mercado. Además, han existido diferentes anuncios por parte de la compañía del inicio de pruebas en prototipos y su espera de aprobación por parte de la FDA, para comenzar los ensayos clínicos.

En general, las grandes compañías, como Apple o Google, se han centrado en el desarrollo de gafas de AR, pero Mojo Vision ha optado por las lentes de contacto. Sin embargo, esta compañía busca la tecnología invisible, es decir, la capacidad de obtener la información en el momento deseado, pero sin aislar a las personas del mundo real que les rodea, es decir, una tecnología que no se vea y solo esté presente cuando el usuario decida.

La revolución de la RA las lentes de contacto inteligentes

Las lentes de Mojo Vision tienen como objetivo colocar datos e información útil sobre el mundo real del usuario, mejorando su visión natural mediante una tecnología que apenas se aprecia. Las lentes buscan la utilidad, no ser una tendencia pasajera. Paralelamente, otra finalidad de este producto es reducir la dependencia actual de las pantallas, y activar la interfaz con un pequeño movimiento de ojos, accediendo a rutas o lecturas de mensajes, solo cual el usuario lo requiere.

Sin embargo, esta compañía se ha enfocado en desarrollar primero prototipos para ciertos sectores como la salud antes que para el público general. Hasta ahora, estas lentes de prueba superponen imágenes monocromáticas, símbolos y textos en los campos de visión del usuario sin obstruir su vista o dificultar su movilidad. Así pues, Mojo ha anunciado que está probando diferentes prototipos y que la próxima generación estará lista para verano, esperando la aprobación de la FDA sobre su seguridad y eficacia para iniciar los ensayos clínicos pertinentes.

Características conocidas hasta ahora

Actualmente, las características conocidas no son muchas, pero sí dejan entrever cómo serán los prototipos y qué utilidades pueden presentar estas lentes de contacto. Los primeros pasos se dirigen hacia corregir la visión, con la finalidad de resaltar características, como los bordes de los objetos que se sitúan enfrente del usuario, y mejorar la visión de aquellas personas que tengan deficiencias agudas.

La principal cualidad que define las lentes es la pantalla que presentan en su interior, ya que se ha desarrollado con la capacidad de comprimir 14.000 píxeles por pulgada. Así pues, esta pantalla es la pieza clave de los prototipos. Esta se coloca en frente de la pupila de manera que se enfoca la luz hacia un área específica de la retina en la parte posterior del ojo, la fóvea, zona que el ojo emplea para detectar los detalles más finos de los objetos que observamos, es decir, es el área que posee más fotorreceptores. Los fotorreceptores son los encargados de convertir la luz en señales electroquímicas que se transfieren a través del nervio óptico a diferentes zonas del cerebro. Este exceso de fotorreceptores en las fóveas se aprovecha para que la pantalla no gaste tanta energía, como lo haría otro dispositivo de AR, ya que necesita menos luz para transmitir las imágenes.

Junto con esta pantalla, la lente contiene una multitud de microcomponentes de apoyo en las primeras versiones. Asimismo, se incluirá un pequeño procesador basado en ARM de un solo núcleo y un sensor de imagen. Por tanto, para las siguientes versiones se espera que posean un sensor de seguimiento ocular y un chip de comunicaciones.

Otro aspecto importante es el paquete de computación externo que requiere cualquier dispositivo de AR. La compañía de Mojo Vision lo ha llamado relé, es un dispositivo electrónico que se usa alrededor del cuello y se comunica con la lente. Dicho dispositivo cuenta con un procesador de aplicaciones, una GPU y las baterías. Aquí, en el relé, es donde se realiza el almacenamiento de datos, se ejecutan aplicaciones y se transmite el contenido a los ojos en cuestión de milisegundos.

Así pues, estos aspectos fundamentales hacen posible una mejora del contraste y la calidad del dispositivo. En resumen, las lentes pueden agregar bordes y líneas más definidas a los objetos y destacar a personas sin desperdiciar energía ni requerir una alta definición, como las gafas inteligentes o de realidad virtual.

Ventajas

La ventaja fundamental es que, gracias al uso de la realidad aumentada, los datos se pueden presentar en pantallas integradas en las lentes entre. Otras funciones serán ver mapas e indicaciones, pasos de un análisis de estado de una máquina para reemplazar piezas o información de mensajes, entre otros, sin requerir mirar una pantalla más grande como la de un móvil o una Tablet.

La lente de AR ayuda a mantener la concentración, ya que proporciona la información de forma directa cuando el usuario lo desea con pequeños movimientos de sus ojos.

En relación con esta micropantalla, hay que mencionar que la microelectrónica que utiliza es única, y está diseñada especialmente para la lente, superponiendo imágenes e información digitales. Asimismo, el dispositivo es capaz de proporcionan información clave a través de un software inteligente que comprende el entorno individual de cada usuario que le rodea.

Un aspecto que, generalmente, preocupa más en la rutina de los usuarios es la privacidad de sus datos. En este dispositivo se puede llegar a creer que se están recopilando datos del día a día de los usuarios y, además, de las personas de su entorno mediante grabaciones de los momentos compartidos con dicho usuario. Así pues, Mojo asegura estar comprometido con la privacidad e información del usuario, ser claros y concisos sobre el diseño de los productos y como se entregan en cada experiencia. Además, mediante inteligencia artificial, los datos recopilados que no se emplearán en un futuro próximo son eliminados del almacenamiento.

Por último, cabe destacar el hecho de que las lentillas sean tecnología invisible y cómoda, esto significa que la tecnología no se interpone en el día a día, la sutileza de este dispositivo permite realizar las tareas habituales y mostrar información únicamente cuando se desea o se requiere. Mojo Lens comprende incluso las actividades que está realizando el usuario para no ser distraído.

Aplicaciones

La idea de la compañía es proporcional este dispositivo en primer lugar a ciertos sectores de la población para ayudarles en sus tareas diarias, y más adelante, disponer su comercialización a cualquier usuario.

En diferentes muestras por parte de la compañía de los primeros prototipos, llamó mucho la atención el uso específico para los bomberos. La demostración para este uso consistía en un edificio en llamas, que al usar la lente las líneas comienzan a formar los contornos de mesas y sillas dentro de una habitación llena de humo. También, se visualizaban los símbolos gráficos que marcaban la ubicación de otros bomberos, incluso cuando estaban separados por una pared. Asimismo, se registraban los niveles del tanque de oxígeno y la intensidad de la señal de comunicaciones, junto con otros datos.

Paralelamente, se pretende fabricar lentes para personas que trabajan en diferentes industrias de servicios. Ya sea en puestos de atención al público para extraer datos de los clientes o, por ejemplo, para que un mecánico disponga de la guía de reparación.

Sin embargo, la empresa de Mojo Vision ha comunicado que el fin inicial es para ayudar a personas con problemas de visión, como la degeneración de la retina, personas que experimentan presbicia o la pérdida de la capacidad de enfocar el cristalino del ojo en objetos pequeños.

De este modo, las lentes son capaces de detectar el texto de una señal de tráfico a distancia, pueden ampliar objetos para ser visualizados en la retina de la persona que no ve bien, también mediante el contraste de líneas sombras y colores de los objetos se ayuda a detectar las figuras para personas con problemas de visión y, además, se pueden superponer líneas sobre los bordes difíciles de ver para cualquier usuario.

Conclusiones

La innovación que traen consigo estas lentes, puede generar pasos agigantados en la industria de la realidad aumentada y los wearables y, en consecuencia, el interés de diferentes inversores en esta tecnología, que vendrá definido por los grandes avances mostrados en los prototipos. En muchos de estos primeros dispositivos, únicamente, falta la aprobación de la FDA para iniciar los ensayos clínicos y poder comercializar los dispositivos.

Inicialmente, la compañía se está centrando en desarrollar lentes para personas con problemas de visión o para la ayuda en ciertas labores, como pueden ser la de los bomberos, pero no se descarta que sean el futuro de la tecnología portátil, como lo son hoy en día los móviles. Estás lentes tienen capacidades como mostrar rutas en mapas, lectura de mensajes e, incluso, activar un reproductor de música.

Mojo Vision ha llevado a cabo todo el proceso de desarrollo de la microelectrónica, han creado su propia pantalla con una gran cantidad de píxeles y que consume poca energía. La lente va conectada a un relé portátil, que se dispondrá en el cuello, para aportar información y datos necesarios.

Finalmente, la compañía ha anunciado la presentación de nuevos prototipos comerciales para diferentes usuarios a finales de verano.