Industria 4.0: Innovaciones y perspectivas para 2022

La necesidad de responder más rápidamente a las demandas de los clientes hace que las organizaciones manufactureras tengan que desplegar operaciones resistentes, flexibles y eficientes. Y esto hace que se orienten cada vez más hacia la fabricación inteligente.

Un estudio de la consultora Facts & Factors estimó que el tamaño del mercado mundial de la Industria 4.0 y los ingresos por acciones crecerán de U$S 70 mil millones en 2019, a U$S 210 mil millones en 2026, con una tasa de crecimiento anual compuesta del 17% durante el período indicado.

En el futuro inmediato existen cuatro oportunidades que potenciarán los avances en este campo:

  • Proximidad con el cliente:  Es la oportunidad de cambiar las relaciones con los clientes y actualizar o renovar los productos, con un enfoque de diseño centrados en el cliente, a partir de una mayor comprensión de cómo los consumidores utilizan e interactúan con ellos.

  • Labs de innovación: Es la posibilidad de que las empresas aceleren su tasa de innovación y lancen nuevos productos y servicios más rápidamente, ya que las cadenas de valor conectadas digitalmente brindan retroalimentación instantánea sobre el desempeño del producto y la satisfacción del cliente.

  • Excelencia operacional: Con un enfoque de estrategia ampliada de ecosistema o enfoque integrado verticalmente permitirá la contar con una planificación empresarial integrada y una ejecución orquestada de la cadena de abastecimiento, logrando una Excelencia Operativa que permitirá optimización de costos y el aprovechamiento de las nuevas tecnologías de la Industria 4.0.

  • Información accionable: Es la chance de que las empresas se vuelvan mucho más impulsadas por el análisis de datos, generando información correcta, en el momento y lugar correcto para una toma de decisiones más precisa y generación de escenarios "What-If" lo que dará una mejor previsión de distintos aspectos de su funcionamiento, evaluación de impacto y gestión de riegos.

Tecnologías pujantes

Para encarar estos desafíos en 2022 las organizaciones recurrirán a tecnologías como IIoT (Internet Industrial de las Cosas), que habilita a tener operaciones y máquinas interconectadas para hablar entre sí. Con este modelo cada entrada y cada movimiento queda registrado y puede estudiarse. De esta manera, al tener una operación conectada las empresas pueden obtener macrodatos muy interesantes.

La fabricación aditiva también estará al tope de las tendencias, ya que facilita una producción de componentes más fiable y eficiente, más rápida y con menos recursos. Además brinda mayor libertad de diseño, productos de mayor rendimiento y un tiempo de comercialización más veloz.
Por otro lado en el año entrante las organizaciones pondrán el foco en el mantenimiento preventivo a fin de minimizar el tiempo de inactividad no planificado y extender la vida útil de la maquinaria de su fábrica, para lo cual serán esenciales las tecnologías de analítica de datos y big data.

Datos en el centro

En la nueva era de las fábricas inteligentes la capacidad de recopilar datos de una amplia variedad de fuentes, en tiempo real, permite a las organizaciones obtener una imagen más clara de lo que está haciendo exactamente la empresa. Esto habilita mejores modelos de previsión y planificación. En este sentido el almacenamiento de datos en la Nube finalmente se conectará a la resolución de casos de uso industrial a escala, permitiendo una evolución a nivel de la gestión de datos industrial.
Otra tendencia que se avizora en el campo industrial es el cambio de enfoque de B2B a B2C. A fin de facilitar este movimiento, los fabricantes deberán mejorar continuamente sus operaciones para respaldar el comercio electrónico y una experiencia de cliente de calidad.

En Softtek tenemos el expertise para acompañar a las organizaciones del sector industrial a concretar estos avances rumbo a la fabricación inteligente.