Acelerar hacia la industria 4.0

En 2016 Softtek anunció su iniciativa estratégica global enfocada en soluciones industriales digitales que permiten mejoras significativas en operaciones. Un año más tarde, Softtek blauLabs se sumó para complementar esta oferta y ampliar su alcance.

Si bien los usos más difundidos tienen que ver con la eficiencia energética entrevistamos a José Ramón Calvo, Head IIoT initiative en Softtek EMEA para ampliar el concepto y expandir el potencial que la misma ofrece.                                                                                                                                         

¿Qué es Softtek blauLabs?

Empezaré por destacar algunos conceptos erróneos: no se trata de una herramienta ni de un producto cerrado que se desempaqueta y ya. Tampoco pretende sustituir a una implementación de un SCADA (Supervisión, Control y Adquisición de Datos) o un MES (Manufacturing Execution System), ni es un producto EMS (Energy Management System), entre otras cosas.

Ahora es más fácil definirlo: Softtek blauLabs es una solución que habilita la Transformación Digital hacia la Industria 4.0 acelerando la entrega de resultados. De esta manera, blauLabs constituye una solución global y única, para la digitalización de procesos e integración de datos, escalable tanto técnica como funcionalmente y cuyo TCO (Total Cost of Ownership) es equilibrado y predecible.

Técnicamente hablando, es el resultado de integrar la gestión y orquestación de elementos que forman el ecosistema IoT, con servicios y motores que permiten la adquisición, almacenamiento, procesamiento y analítica en tiempo real de cualquier tipo de dato y señal, de forma sencilla y eficaz y de esta manera atender necesidades de cualquier tipo de industria: agricultura, petróleo, salud, servicios financieros, consumo masivo, industrial, logística, entre otras.

En conclusión, se trata de convertir datos en información valiosa tanto para la operación como para la gestión de la organización.

¿Cuál es su alcance?

Cualquier circunstancia o parámetro del mundo real que pueda convertir en un valor numérico variante a lo largo del tiempo de forma periodificada es susceptible de ser almacenado en Softtek blauLabs como una serie numérica.

Por poner un ejemplo, fuimos convocados por una cementera. Ellos tenían diferencias entre el cemento que cargaban y el que se descargaba en destino. Si bien ellos contemplan una diferencia, la descarga siempre resultaba menor, lo que daba por resultado una sospecha de estar siendo robados. El problema era que no tenían información para comprobarlo. La única manera de saberlo al parecer era poner una cámara en cada camión y desde luego, personas que estuvieran siguiendo esas cámaras a tiempo completo para detectar el momento del supuesto robo. Esto era poco viable a nivel costos, por la cantidad de camiones que debían monitorear.

El primer paso entonces para nosotros era saber qué información se podría relevar de manera automática, sin necesidad de mediar personas. Así se descubrió un dato fundamental para la planificación de la solución: las cubas del camión giran en un sentido cuando el camión está en marcha y en sentido contrario cuando descargan. Sabiendo eso, solo debíamos registrar cuándo la misma giraba en sentido contrario, cruzarlo con el GPS y verificar contra la orden de trabajo. El problema de información estaba resuelto, ahora bien, luego es el negocio quien, de acuerdo con sus criterios, decide qué hacer con eso.

 ¿Cuál es el modelo de servicio de la solución?

La oferta blauLabs es integral: conjuga el conocimiento de tecnología de IT y las mejores prácticas de la industria implementadas en blauLabs, junto con la experiencia de Softtek en casos referentes de forma que, al añadir los datos relevantes del negocio por parte del cliente (ya que nadie sabe mejor de su negocio que él mismo) se genera una solución end-to-end apoyada en la operación.

Un factor diferenciador de blauLabs es que Softtek es agnóstico de tecnología, pensamos en la mejor solución para el cliente, no tenemos un condicionamiento a un HW o SW determinado. La industria de HW ha desarrollado soluciones similares que se brindan de preferencia, alrededor de los productos de HW propios. En este caso blauLabs opera sobre cualquier tipo de HW, siempre que ese HW sea capaz de emitir información de una manera “entendible” (usando algún protocolo documentado). 

El servicio se contrata a través de una suscripción de licencia que cubre el uso de la licencia y el mantenimiento de nivel 3 sobre la plataforma (eliminando el CAPEX). Para las labores de configuración y los niveles 1 y 2 de soporte se gestiona mediante un servicio de acuerdo con las necesidades específicas del cliente.

Es importante mencionar que, cuando hablamos de inversión, debemos ser muy conscientes del impacto en el retorno de las mejoras en la eficiencia en el desempeño, pensar sólo en un porcentaje de un 1% en reducción de costos o en reutilización de recursos, supone para Operaciones una mejora en su desempeño que se traslada directamente a las cuentas de resultados como ganancias, pudiendo ser estas significativas en términos de cientos de miles o millones de dólares.

Lo que Softtek busca con blauLabs es ayudar a nuestros clientes a definir la solución informacional que les permita analizar de qué manera lograr esas eficiencias.

¿Qué casos de uso podríamos considerar?

Si consideramos una planta de producción, un hospital o un aeropuerto, etc., podríamos pensar en gestión de facilities (consumos y consumibles, cuestiones ambientales, HVACS, monitorización de dispositivos, etc.), gestión del desempeño de dispositivos (monitorización de estados a través del “gemelo digital”, gestión de uso, KPI’s individuales, etc.), gestión de flotas y vehículos (monitorización de condiciones de uso, gestión de ubicación), gestión de uso de espacios físicos (monitorización de uso, mapas de calor, trazabilidad y alertas).  

Para la industria de oil&gas por ejemplo, podríamos monitorear y gestionar los KPIs de operación de pozos o campos petrolíferos alrededor del mundo que sirvan para tomar decisiones de negocio globales (planeación de mantenimientos, gestión de desempeño, etc.).

En el caso de servicios, se podría, por ejemplo, medir el uso o consumo de un auto para la cotización de primas de seguro, o también para detectar si un vehículo fue dejado en la zona que corresponde.

¿Cuál es el desafío más grande que presenta un proyecto de este tipo?

El mayor reto tiene que ver con la flexibilidad. Debemos tener la capacidad de ser flexibles para realizar una configuración de la realidad física eficiente en base a la naturaleza heterogénea del mundo real. Muchas veces conviven máquinas nuevas, las cuales tienen incluso su propio PLC (Programable Logic Controller) con multitud de sensores y que realiza autodiagnósticos, con máquinas de hace 50 años, completamente analógicas, pero totalmente funcionales y probablemente sin ningún tipo de sensorización, a la cual deberemos añadirle sensores.

La complejidad entonces tiene que ver con planificar una solución que permita obtener información en entornos complejos y ayudar a definir desde dónde es útil la extracción de datos para los objetivos del negocio.

El siguiente desafío tiene que ver con las personas: ninguna tecnología se ha demostrado exitosa si quienes las usan no perciben una ventaja en su día a día. La Industria 4.0 tiene que ofrecer a las personas la capacidad de sentirse realizados, de aportar experiencia y know-how, y una ayuda a sustentar la toma de decisiones que realizan constantemente, aportando evidencias documentadas a las mismas y dando un soporte a las actividades repetitivas que no aportan valor.

¿Quiénes son los primeros en la lista para poner en agenda este tema en 2020?

La respuesta fácil sería que Logística y CPG, dado que son las industrias que se podrían ver más impactadas por los cambios que propone la Industria 4.0, y son las que, además, más pasos han dado en este sentido, dado el incremento de velocidad y eficiencia de procesos que ambas industrias están afrontando irremediablemente.

Sin embargo, deberían ponerlo en agenda todas aquellas empresas que hayan comenzado un proceso de innovación, pero en las cuales dicho proceso de innovación ha afectado a las partes y no al todo, a cómo se ejecutan cada uno de los procesos de manera individual. Es decir, sin analizar de manera completa cómo hacer más eficiente su cadena de valor. Empresas como esa dieron los primeros pasos y ya estarían listas para el siguiente nivel.