Telcos: claves para elegir un buen proveedor de AMS

web-3706562_1920

Mercado volátil y altamente regulado, competencia feroz, y continua evolución tecnológica que convive con sistemas heredados son algunas de las situaciones que definen a los operadores de telecomunicaciones.

En este entorno, el éxito de la telco radica en tener la capacidad de optimizar los activos existentes, cuidar a los clientes y enfocarse en el buen funcionamiento de sus redes para hacer crecer el negocio con un buen Retorno de la Inversión (ROI). Esto significa que el operador debe estar concentrado en captar y mantener a los usuarios más rentables así como en anticipar, detectar y adaptarse a un mercado que es por demás dinámico.

Por supuesto, aquí también entran en juego procesos y aplicaciones mediante los cuales la empresa se vincula con socios, clientes y proveedores. Lejos de ser un tema menor, las aplicaciones de la telco son esenciales para la continuidad del negocio, por eso es fundamental gestionarlas eficazmente ya que estamos en un contexto en el cual hay que actuar en tiempo real. En el ámbito de las telecomunicaciones la gestión de aplicaciones es especialmente desafiante porque las fluctuaciones son impredecibles. Esto implica, entre otras tareas, consolidar, actualizar y reemplazar aplicaciones de forma regular.

En simultáneo, en todas las telco coexisten sistemas heredados con otros de próxima generación, y esto debe ser tenido en cuenta porque impacta en el devenir del negocio. Por ejemplo, los más antiguos deben ser administrados para que soporten un número creciente de aplicaciones. Por otra parte, hoy todas las empresas están avanzando en proyectos de automatización e integración de procesos y servicios ya que de esta manera es posible reducir costos y aumentar el rendimiento de los esfuerzos realizados.

Para todos estos desafíos lo aconsejable es externalizar los servicios vinculados a la Administración de Aplicaciones (AMS) porque así se obtienen numerosos beneficios que se suman a los recién mencionados, tales como: integrar distintas áreas de la empresa conectando aplicaciones; brindar aplicaciones personalizadas para el usuario final, algo que redunda en el aumentó del índice de retención y de satisfacción del cliente; generar aplicaciones para los colaboradores con el objetivo de incrementar su productividad; y aprovechar al máximo las soluciones heredadas.

Claves para elegir al proveedor de AMS

Al momento de decidir la tercerización de la Administración de Aplicaciones es fundamental considerar los siguientes ítems: un buen socio tecnológico ayuda al cliente a empujar y mantener actualizados los sistemas bajo su responsabilidad, también debe aconsejar permanentemente a su cliente sobre el camino a seguir centrándose en su evolución y potenciales re-ingenierías con el fin de evitar e la pérdida prematura de valor de los activos. Además, un buen partner debe abordar a las aplicaciones como herramientas estratégicas de negocios que se pueden usar para mejorar la operación de la empresa contemplando la gestión de apps en todas sus etapas.


Por supuesto, también es importante que los especialistas designados trabajen en base a la mejora continua, que establezcan relaciones a largo plazo con sus clientes, y que empaticen con la telco a través de distintos servicios con alto valor agregado, por ejemplo, ofreciendo periódicamente la posibilidad de analizar en qué tareas se destinan las horas de trabajo para optimizar las acciones y los recursos asignados.

En síntesis, los operadores de telecomunicaciones deberían tercerizar lo vinculados a AMS para mantener una cartera de aplicaciones complejas bajo control y al mismo tiempo reducir los costos. Softtek es líder global desde hace 37 años en el servicio mantenimiento y gestión de las aplicaciones (AMS). Para más información sobre visite nuestro sitio web: https://www.softtek.com