Tecnologías y aplicaciones innovadoras en la agricultura de precisión

Para el año 2050 se estima que la población mundial aumentará a unos 9.700 millones de personas. Uno de los caminos que se proponen para poder alimentar a esa cantidad de gente de modo sustentable es recurrir a la tecnología y a la innovación, dando lugar a lo que se conoce como agricultura de precisión.

Este modelo es “un enfoque basado en datos para la gestión agrícola que puede mejorar la productividad y los rendimientos”. También ayuda a reducir la necesidad de insumos como agua, fertilizantes y pesticidas artificiales, lo que disminuye el impacto negativo sobre el medio ambiente.

La agricultura de precisión se basa en la recopilación de datos, que posteriormente se analizan e interpretan con el fin de mejorar el “desempeño” de la producción agrícola a nivel tanto de la productividad como de la sostenibilidad.

Este modelo emplea sensores de datos, dispositivos conectados, herramientas de monitoreo y control remoto así como también otras tecnologías avanzadas tales como software y protocolos de conectividad de largo alcance para brindar a los agricultores más control sobre el campo y el equipo, y capacidades predictivas. Con la información obtenida en tiempo real los agricultores pueden decidir cuándo plantar, fertilizar, regar y cosechar.

Impulso de IoT
El nuevo enfoque de agricultura inteligente está impulsado por Internet de las Cosas (IoT). Al recopilar datos agrícolas y ambientales mediante sensores, drones y otros dispositivos, se pueden elegir cultivos adecuados con mayores rendimientos. Además la información sobre la situación del suelo, la salud de los cultivos, la condición del clima, etc. ayuda a proporcionar la cantidad exacta de agua y nutrientes, y también permite optimizar el control de plagas.

La agricultura de precisión es un modelo intensivo en el uso de tecnologías interconectadas. Las herramientas digitales que le son afines permiten monitorear continuamente una amplia gama de métricas como niveles de lluvia y humedad, cantidad y tipo de nutrientes requeridos así como también muestras de suelo, entre otros. De este modo habilitan a efectuar un seguimiento exhaustivo de los cultivos y del ganado. Además, las herramientas de comando y control centralizadas permiten reconocer cuándo hay que regar un campo determinado, lo que a su vez permite utilizar menor cantidad de agua para el riego.

Por otro lado los datos históricos recopilados ayudan a identificar tanto patrones como tendencias y a predecir escenarios futuros.

Análisis de datos
En los países desarrollados los agricultores y los trabajadores de la tecnología agrícola están recurriendo a la inteligencia artificial (IA) para ayudar a analizar la creciente cantidad de puntos de datos recopilados a partir de los sistemas de IoT agrícolas, mejorando así el valor obtenido a partir de ellos. Además de los datos terrestres, la visión por computadora y los algoritmos de aprendizaje profundo procesan los datos capturados por los drones, lo que ayuda a monitorear y analizar la salud del suelo y el estado de los cultivos en toda la granja, y a identificar áreas problemáticas.

Hay quienes vaticinan que a futuro el proceso de toma de decisiones en la actividad agrícola estará muy influenciado por estas tecnologías que brindan un nivel de datos y conocimientos sin precedentes, aunque su gestión y orquestación será todo un desafío.

Este nuevo modelo de agricultura brindará herramientas para que los agricultores o los gerentes de las empresas agrícolas puedan adaptarse y predecir los cambios ambientales, reducir los riesgos al crear estrategias de distribución y tomar decisiones informadas.

En Softtek tenemos la experiencia y el conocimiento como para acompañar a las organizaciones del sector a implementar estas soluciones avanzadas.