Al viajar, el principal problema es la duración de la batería del smartphone


Por Juan D´Alessandro,  Gerente de Negocios de Softtek. Programa de radio El Futuro bajo control, 4 de septiembre, 2014. 


Hace pocos días estuve en Zurich, Suiza, donde pude experimentar algunas tendencias vinculadas con el uso de la tecnología como turista, las cuales cambian radicalmente la manera en la cual viajábamos en el exterior en el pasado. En pocas palabras, me di cuenta de que el Smartphone2 problema más importante no fue la adaptación al idioma foráneo, sino la duración de la batería de mi smartphone.

el_tema_de_viajar-1

¿Por qué? Porque en el pasado para viajar recurría a las guías impresas que indicaban el listado de hoteles, recomendaciones vinculadas a los puntos de interés turísticos y direcciones importantes, entre otros datos. Luego, con el advenimiento de Internet, la planificación de un viaje se hizo mucho más rápida porque podía buscar información desde la PC, e incluso imprimir los mapas de las ciudades que iba a visitar. Sin embargo, la tecnología ha evolucionado aún más gracias a dos cuestiones: Por un lado, porque los smartphones han avanzado tanto que hoy tienen la capacidad de procesamiento y de almacenamiento que tenía una desktop hace 4 años. De esta manera ya estamos viviendo bajo el paradigma de la movilidad. De hecho, desde el celular se puede acceder a toda la información disponible en la web.

En este sentido, los turistas pueden desde sus teléfonos inteligentes buscar hoteles y restaurantes en websites como TripAdvisor o Booking.com, que también tiene su versión como app móvil.  Estas páginas son, además, verdaderas redes sociales porque nos permiten acceder a los comentarios de otros turistas sobre cada lugar e incluso hay una puntuación en cada caso, para que podamos elegir un lugar en base a información de los propios consumidores, y no solamente la que proviene desde la propia compañía.  Por este motivo, hoy las marcas deben estar muy atentas no solo a la comunicación que ellas mismas promueven a través de Internet, sino a lo que los usuarios dicen sobre ellas. Para eso, existen soluciones de Social Listening que son muy efectivas para la gestión de una marca online.

También desde nuestro smartphone podemos acceder a apps de guías turísticas, mapas con geolocalización, soluciones para acceder al pronóstico del tiempo extendido, etc. A propósito, en Zurich compré por Internet pasajes para viajar en tren. A través del celular realicé la operación, y en lugar de tickets me entregaron un código QR que guardé en mi teléfono y que luego tuve que mostrar para subir al vagón.

Otra experiencia que viví en Suiza, y que seguramente estará disponible en breve en nuestro país, tiene que ver con la manera en la cual se realizan las transacciones: allá es posible abonar cualquier cosa con tarjeta de crédito o débito, incluso los taxistas tienen dispositivos inalámbricos para el cobro a través de tarjeta. En definitiva, casi no pagué en efectivo.

En conclusión, con el smartphone es posible planificar un viaje, reservar hotel, elegir restaurante, comprar pasajes y muchas cosas más…hasta que se agota la batería, porque mientras el resto de los elementos que integran los teléfonos inteligentes han evolucionado dramáticamente, la batería continúa siendo el “talón de Aquiles” de estos equipos.