Blockchain: no solo una palabra de moda

bitcoin-3374479_1920

“¿Qué es blockchain?” es una pregunta que recorre cada día la mente de muchas personas y de la que no todo el mundo tiene aún respuesta. Además de haberse postulado como una de las palabras de moda también se ha planteado como una revolución tanto a nivel económico como social.


“Introducción a Blockchain”
, webinar desarrollada de la mano de la iniciativa de Softtek, fue la muestra del conocimiento y la pasión que manifestaban Juan José Torres y Emilio Alarcón por el mundo de la cadena de bloques.

Hoy, tras el webinar que recoge más de 17 mil visitas, nos hablan desde un punto de vista diferente y cercano sobre Blockchain.

 

P: Escuchamos mucho hablar de Blockchain, incluso en vuestra webinar lo comparabais con el nacimiento de Internet. Pero ¿Qué es Blockchain? ¿Cómo lo definiríais vosotros?

Emilio Alarcón: Blockchain, para mí, es una revolución que va a continuar con lo que se denomina internet de valor; va a añadir un paso más a lo que estamos viviendo ya en la actualidad. Con internet se revolucionó la información y ahora se unirá a lo que denominamos web 3.0, dónde se van a poder ejecutar transacciones de forma inteligente y distribuida.

Juanjo Torres: En el fondo es una tecnología, no sé si se puede enmarcar como una revolución porque, como dice Emilio, hasta ahora lo que teníamos era mover información, pero con la web 3.0. que es en la que interviene Blockchain, tiene como objetivo intentar que el transferirnos valor entre personas sea tan sencillo como enviarnos un email. Esta tecnología lo va a permitir y lo hace sin necesidad de que haya un intermediario cuando nos queramos traspasar algún tipo de valor, el cual debe dar fe de que ese valor ha pasado de una propiedad a otra.

P: Habláis mucho de que es moderno…pero realmente empezó hace 10 años. ¿Cómo ha evolucionado? ¿Qué cambios ha tenido?

J: Bueno, esto empezó… como todo: una pequeña implementación de una persona que tenía una idea y la llevó a cabo. En estos 10 años lo que se ha estado haciendo es probarlo. Los primeros años apenas tuvo repercusión, escasamente había gente probando la tecnología, pero ha sido a partir del año 2011, 2012, 2013, cuando ha surgido el boom. Cuando se ha visto que la tecnología es segura y que puede resolver bastantes problemas de los que tenemos hoy en día. Entonces bueno, es como todo, las tecnologías necesitan probarse y una vez se han probado y se ve que sirven para algo es cuando realmente salta el boom.

P: ¿Qué problema resuelve realmente?

E: El problema principal que se soluciona es que se eliminan intermediarios en el intercambio de este valor y permite hacer otro tipo de aplicaciones en las que todavía no pensamos. Sobre todo, cuando lleguen aplicaciones reales que ejecuten contratos inteligentes, lo cual permitirá, por ejemplo, automatizar muchos procesos que actualmente son muy manuales. Y todo eso en un futuro, con Blockchain, se automatizará.

J: Resuelve el problema de la confianza entre nosotros. Siempre que nosotros queremos hacer o vender algo o comerciar con algo, necesitamos una tercera persona que nos de confianza. Cuando queremos vender una casa, tenemos que ir al notario que es el que notifica que esa casa cambia de propiedad. Ahora, esa confianza que siempre hemos depositado en un tercero, ya sea un notario o un banco, se va a convertir en un algoritmo matemático, va a ser un programa informático quién va a hacer esa verificación.

P: ¿Cómo se podría aplicar la tecnología Blockchain a los diferentes sectores?

J: Nació con bitcoin, y para lo primero que ha servido ha sido para tener una moneda que podamos utilizar entre nosotros sin necesidad de un tercero. Con ello, el primer sector que se ha visto afectado ha sido el sector financiero. Más tarde se ha visto que se puede aplicar en el resto de los sectores. Por ejemplo, en el tema de gobernanza o de un país también se podría utilizar porque necesitas confianza de que una persona ha votado solo una vez. Lo que ha hecho es que, por ejemplo, una empresa que normalmente se rija de manera centralizada, existe una jerarquía, esta tecnología puede hacer que la empresa se autogobierne con código informático. Las reglas de una compañía se pueden escribir en código y que se gestione a través de código, es al final el cambio de chip que viene con estas tecnologías.

E: Hay otros sectores como el de la energía, así como varios startups, que están intentando aplicar la tecnología blockchain para compartir energía, sobre todo en sitios donde la infraestructura de las energías eléctricas no está todavía instalada; entonces, se pueden aplicar sistemas dónde se puede compartir energía.

También en el sector médico hay bastantes aplicaciones donde se podría compartir información de manera segura y, bueno, en cualquier otro tipo de sector…ha comentado Juanjo la banca, que es el más inmediato, dónde se intercambia el valor del dinero, pero también está el sector seguros.

J: Está tecnología siempre se va a poder aplicar cuando varias partes, que entre ellas no confían, tengan que grabar datos en una base de datos. Siempre que haya gente que no tenga nada que ver unos con los otros y tengan que compartir información, es cuando se va a aplicar esta tecnología. En la cadena logística, por ejemplo, creo que es el segundo sector donde más está encajando esta tecnología. Cuando alguien envía un cargamento desde China, por ejemplo, esa mercancía sale de la empresa que la produce, las cargan en el puerto, llegan a su destino, se descargan…hay una cadena de empresas y gente que no tienen que ver unos con otros y tienen que ir anotando en algún sitio que la mercancía llega, en qué condiciones…ahí se genera una cantidad de información que debe ser compartida por todos los implicados en esa cadena de suministros. Ahí el blockchain encaja muy bien porque se puede compartir información a través de esa cadena de bloques y todo el mundo puede acceder de manera inmediata a esa información.

P: ¿Creéis que es una moda únicamente o tiene realmente un sentido y un futuro?

J: No es una moda para nada. Hay miles de startups que están apostando por ello y desarrollando nuevas ideas. Por ejemplo, hay una española muy importante que lo que está tratando de hacer es reproducir la jurisprudencia o las leyes de un país, dentro de blockchain, es decir, que se cree un marco jurídico con el que todo el mundo esté de acuerdo con él, lo cumpla. 

Hay miles de proyectos, ya llevamos dos o tres años en fase de experimentación, y ya están saliendo cosas que se están pudiendo utilizar. Algunos bancos han hecho pruebas con Blockchain y están viendo que realmente pueden ahorrar bastantes costes en sus procesos.

E: Lo que no hemos mencionado es una de las aplicaciones que tienen más boom en la actualidad: los propios Exchange, las casas de cambio de las criptomonedas. Inicialmente la principal criptomoneda era bitcoin; luego está el Ether, que se basa en la plataforma Ethereum que, sobre todo, dota más la capacidad de ejecutar en smart contract. También hay un montón de criptomonedas con su aplicación práctica, las cuales han hecho que, en el mercado, sea volátil su valor y mucha gente ha empezado a cuestionar si unas u otras criptomonedas son estafas. Por lo que hay que tener cuidado con estos comentarios y las posibles criptomonedas que surgen.

En la actualidad habrá unas 250 o 300 criptomonedas, lo cual si te instalas un Exchange en el móvil puedes intercambiar euros por este tipo de criptomonedas. Al final los Exchanges deben existir y los actuales mueven bastante dinero. La volatilidad de las criptomonedas es bastante frecuente y puede ocasionar pérdidas por lo que no lo recomiendo para gente que necesite disponer de ese dinero; el dinero que ponga ahí debe tenerlo como un juego, no como una inversión.

P: ¿La gente debería entonces estar informada y conocer lo que implica hacer ese tipo de inversión?

E: Sí, de hecho, hace poco, no hace más de un mes, hubo un comunicado de la CNMV donde advertía de este tipo de operaciones que no están respaldadas por ninguna entidad, ningún grupo ni nada, y los usuarios que al final operen con ellas deben tener cuidado y saber dónde meten el dinero.

J: Es como todo, tú inviertes en una casa y luego si no te la dan porque quiebra la protectora, pierdes el dinero. Mucha gente invierte en ICO y luego realmente no hay nada detrás de eso.

P: ¿Creéis que existe una burbuja de blockchain?

JUANJO: Yo creo que no…bueno, yo creo que sí (ríe). Sí que existe un poco de burbuja. Está ocurriendo igual que cuando estábamos en el año 2000 con el boom de las .com, que salían empresas de internet y portales por todas partes; se revalorizaban en bolsa de un día para otro y de una manera exagerada…De ahí lo que pasó es que se quedaron aquellas que se tenían que quedar, como fueron Google, Facebook…. Ahora estamos en el mismo punto con blockchain: están surgiendo miles de startups, algunas son humos, otras pueden que estén bien sus productos…y de ahí saldrán empresas que usen esta tecnología.

E: Esto nació en el 2008 con el experimento de bitcoin. Han pasado apenas 10 años y quizá le falten otros 8/10 años para que esto se materialice en algo que, al fin y al cabo, beneficie a todos y mejore la vida de las personas.

P: ¿Cuál es el futuro de blockchain?

J: El desarrollo y el futuro va a depender un poco del gobierno de los países, de que lo regulen bien a nivel global, porque es muy difícil de hacerlo a nivel local y eso va a influir bastante.

E: Sí, de hecho, hay una iniciativa aquí en España que se llama Alastria, que va a permitir usar Ethereum, plataforma para ejecutar contratos inteligentes, de acuerdo con el marco legal de nuestro país. Hay otros países en los que la legalidad es diferente y quizá no se pueden ejecutar diferentes iniciativas que quizá se pueden legislar aquí. Hasta que no se legisle, primero en cada país y luego a nivel global, cómo se puede operar este tipo de aplicaciones distribuidas en blockchain, puede que las cosas vayan un poco lentas.

P: Vuestro webinar recoge más 17.300 visitas. ¿Habéis pensado en hacer una segunda parte?

J: (…) Aunque ahora mismo estoy a falta de tiempo…sí que me está volviendo a picar la curiosidad.

E: Sí que me gustaría, de hecho, el side-project que iniciamos se quedó pequeño y ahora se podría impulsar. No sé si formato webinar u otro tipo de evento/taller, para intenta impulsar esta tecnología que sigue evolucionando día a día, para estar tecnológicamente puesto hay que estar trasteando continuamente.

J: Cuando hicimos el curso hace un par de años, parecía algo que no iba a ir a ningún sitio. Si que es verdad, yo ya no pienso en la gente de nuestra edad, pero en mis hijos o aquellos que salen ahora de la universidad, creo que no creen en las instituciones del país y este sistema es otra forma de funcionar, más automatizada y más cercana a las nuevas generaciones.

P: ¿Cuál creéis que será el futuro de Blockchain?

E: Para mí es una pieza más en el mundo de la tecnología. Igual que hace 10 años apareció el Big Data y ahora hay más gente especializada, con el Blockchain sucederá igual. Empezará a experimentar y explorar hasta especializarse cuando llegue un caso de uso real que mejore la vida de las personas

P: Para finalizar, con una palabra o frase, ¿qué es para vosotros Blockchain?

E: Voy a hacerlo con una frase de Edison: “El valor de una idea radica en el uso de la misma”

J: Por mi parte, con una palabra sería suficiente: WEB 3.0

P: Muchas gracias chicos, ha sido un placer conocer un poco más de Blockchain con vosotros.