5 decisiones para estimular la innovación en tu empresa


Por Carolina Broto, Cool Hunter Softtek


El boom de internet y el avance de las nuevas tecnologías en la última década, contribuyeron a la rápida proliferación de ideas a nivel global. Este masivo acceso a la información tiene entre sus principales efectos una mayor competitividad en los mercados que, en línea con los adelantos, tienen más herramientas para desarrollar sus negocios.

5-decisiones-para-estimular-la-innovacion-en-tu-empresa-1Sin embargo, la tendencia indica que ante los mismos conocimientos y recursos, las ventajas competitivas en las empresas surgen a partir de quien tiene mejor capacidad de innovar, una condición muy relacionada con la creatividad.

Según sostiene el reconocido periodista argentino, Andrés Oppenheimer, en su libro “¡Crear o morir!”, la creatividad como rasgo otorga la capacidad de crear algo nuevo, y la innovación como complemento, permite explotar esa idea al máximo. No obstante, y aunque suene fácil en la definición, el acertijo está en cómo instalar estos dos conceptos en una empresa.

El secreto en una organización, -tal como explica el autor- no tiene que ver con el presupuesto que se maneje, ni con la tecnología que se disponga sino con la capacidad creativa de la gente que conforme los equipos, no de manera individual sino cómo surge a partir de la interacción entre los empleados y hasta con los competidores.

De modo más específico, Oppenheimer detalla cinco claves para la innovación:

1. Crear una cultura de la innovación: Se trata de incentivar la creatividad a través de actividades y espacios, un ejemplo (que no está en el libro) puede ser el de Google que otorga el 20% del tiempo de trabajo para que sus empleados desarrollen proyectos independientes.

2. Fomentar la educación: Incorporar constantemente nuevos conocimientos y crear una cultura innovadora que rinda culto a quienes tengan nuevas y revolucionarias ideas.

3. Derogar las leyes que matan la innovación: Es necesario un sistema mucho más tolerante con el fracaso empresarial para que el colaborador se sienta libre de aplicar nuevas ideas.

4. Estimular la inversión en innovación: Fundamental para lograr llegar más lejos, saliendo del terreno llano desde donde se arranca.

5. Globalizar la innovación: Difundir los avances y conocimientos en todas las áreas y sedes que posee una organización.

Por último se podría agregar una sexta clave, la cual es estar atento a los cambios que se produzcan en el entorno.

Para ser innovador primero se debe detectar las nuevas necesidades, modas y tendencias que rondan en el mercado. Esto permite accionar de manera más rápida y achica el margen de error.

Te invito a dejar tu opinión.