2022: Qué tendencias se vienen en la industria de consumo masivo

Los últimos años resultaron súper desafiantes para las empresas de consumo masivo. Por un lado debieron enfrentar cambios importantes y constantes en las preferencias de los consumidores, que quieren un servicio rápido, conveniente y personalizado. Por el otro, la pandemia aceleró el cambio hacia lo digital.

Por ejemplo, durante el 2020 el crecimiento de esta industria en Estados Unidos se disparó más del 10% interanual en comparación con un escaso crecimiento inferior al 2% durante los anteriores tres años. Y las proyecciones parecen optimistas para los próximos años. No obstante, la competencia es dura a medida que más empresas se lanzan al mercado con jugadas directas al consumidor (D2C).

Para capturar este crecimiento las organizaciones del sector deben reinventar el valor de su marca, reinventar las cadenas de suministro adaptativas y pivotar su estrategia con la experiencia del consumidor en el centro. En un marco donde las ventas directo al consumidor están creciendo rápidamente, lo digital será un catalizador crítico.

Planificación inteligente
En esta industria la planificación de marketing tiende a volverse más inteligente. Por ello de esperar un 2022 más basado en datos y con mayor uso de análisis predictivo. De cualquier forma, ante el plan de Google de eliminar las cookies de terceros para 2023, “las marcas deberán invertir en sus propias bases de datos para poder gestionar grandes volúmenes de datos propios de múltiples canales”.

En este rubro en la que las marcas nativas digitales impulsan la innovación, y en la que los viajes de compra de los clientes se complejizan, las organizaciones deben cuidar el tema de la privacidad de los datos y registrar el auge del consumidor consciente.

A la hora de diseñar los productos deberán escuchar la voz de los clientes. Tendrán que equilibrar la supervisión mundial de las operaciones con un enfoque local en los comportamientos y preferencias de los consumidores. Es decir que las compañías de CPG deben desarrollar las capacidades digitales necesarias para gestionar cadenas de valor globales complejas y, al mismo tiempo, involucrar a los consumidores individuales enfocándose en los conocimientos locales. La buena noticia es que las mejoras de funcionalidad de los productos estarán facilitadas a medida que las marcas construyan sus canales D2C.

Centrarse en el cliente
Si bien tecnologías como la inteligencia artificial (IA), big data, la automatización e Internet de las Cosas (IoT) son componentes importantes de la transformación digital, las organizaciones necesitarán más que tecnología para una transformación integral. “La tecnología debe aplicarse en el contexto del proceso comercial único de una organización y los viajes del cliente para ayudar a lograr las ganancias de productividad y cumplir con las expectativas de los consumidores”.

El éxito en el futuro de los productos de consumo requiere ser ágil, centrarse en el cliente y ser altamente personalizado. Desde Softtek podemos ayudar para que las compañías de CPG puedan acelerar su viaje hacia una empresa ágil moderna, impulsada por datos y conectada digitalmente con soluciones diferenciadoras.