Retail: 3 tendencias para 2020

El futuro del retail se está desarrollando en el aquí y ahora. Algunos ejemplos: Nike presentó recientemente un modelo de suscripción para zapatillas para niños; las marcas de belleza como L’Oréal, están modificando sus modelos de negocio para llegar de forma directa al consumidor a través, por ejemplo, de ecommerce.

Las empresas de la industria de retail saben que si no modifican la forma de abordar al público pueden quedar fuera de juego. Frente a este panorama desafiante, las tendencias para el próximo años son tres: aprovechar al máximo las ventajas que ofrece lo digital; abordar a los consumidores de formas más creativas que exceden a la publicidad; y desarrollar el concepto de Retailtainment.

Con respecto a lo primero, el hecho de digitalizar al máximo los procesos permite automatizar muchas tareas, ganado en rapidez y reducción de errores humanos, al tiempo que también permite obtener datos en tiempo real para tomar decisiones de negocio rápidamente y poder llegar a los clientes de una forma personalizada.

En cuanto a la segunda tendencia, está claro que Internet cambió para siempre la forma en que las personas perciben a las marcas. Hace tiempo que como consecuencia de la proliferación de las redes sociales los clientes dan a conocer malas prácticas ejercidas por las compañías, y la reputación online de las empresas son importantísimas para que una persona decida comprarle o no. Un dato elocuente: El 84% de los millennials dice que no les gusta la publicidad y no confían en sus mensajes.  

Por último, está creciendo un concepto que lleva tiempo en el mercado: Retailtainment. En pocas palabras, se trata de que el retail cuente con puntos de venta que ofrezcan experiencias innovadoras y únicas para poder competir con la venta online, con el fin de evitar la commoditización de la venta. Para eso, las marcas apelan cada vez más a eventos y zonas para probar los productos. Si bien el término es interesante, para beneficiarse de esto, las marcas necesitan obtener una comprensión más profunda de sus clientes, y para eso las soluciones tecnológicas de Data & Analytics así como las de Inteligencia Artificial son clave ya que el cambio en el comportamiento del consumidor es lo único constante. 

Como se ve, el futuro del retail toma forma de a poco, y todavía hay mucho margen para liderar la innovación. Para eso, las marcas tienen que usar la tecnología y no perder de vista los hábitos de los reyes, que son los compradores.