La educación debe ser más inteligente


Por Nicolás Mancini, Gerente de Diseño de Soluciones de Softtek


En la educación, los contenidos, las jerarquías, la vestimenta y hasta la arquitectura de las escuelas, fueron aspectos históricamente estáticos.

El acceso a la información modificó los recursos con que cuentan los responsables de decidir cómo, qué y para qué van a aprender los niños. En comparación con el contexto, el plan de estudio de las instituciones responsables de la educación no se modificó demasiado.
La-educacion-debe-ser-mas-inteligente

¿Qué herramientas tienen HOY los estudiantes en las instituciones educativas? ¿En base a qué se definen los contenidos? 

La educación permaneció casi estática hasta hoy. Si lees cualquier otro artículo de este blog, verás que el común denominador es la transformación. Pese a ello, la educación no tuvo la misma suerte.

Un video TeD de Ken Robinson reza “Las escuelas matan la creatividad”. El sistema de calificaciones pone atención a ramas del conocimiento más teóricas y suprime las que se 

relacionan con el pensamiento lateral y la creatividad. Por ejemplo: una madre se preocupa mucho más si su hijo tiene problemas con las matemáticas que con artes plásticas.

Las instituciones de enseñanza tradicional son lugares dónde se aprenden roles, pero ¿cómo se pueden enseñar roles si nadie sabe cuáles serán los puestos de trabajo que existirán en diez años?

En un sistema global dónde el crecimiento viene marcado por la innovación, ¿a quién le sirve saber lo que todos saben? El sistema educativo se enfocó, principalmente, en evitar que sus alumnos egresen con diferenciales que les permitan desarrollarse creativamente.

¿Qué función cumple la tecnología en la disminución de la brecha entre la oferta educativa y la demanda real de profesionales?

La riqueza y el valor de cada profesional ya no están dados solamente por lo que se pueda aprender en la educación formal. Hoy una persona debe nutrirse de tantas alternativas como tenga a su alcance. El mundo no necesita más diplomas estandarizados de instituciones prestigiosas. Hoy se necesita personas que sepan pensar y hacer las cosas de una nueva forma.

La tecnología debe proveer un abanico de opciones lo suficientemente amplio para que cada profesional tenga acceso a contenidos útiles para profundizar en los temas que le interese obteniendo así, una visión integral. 

Considero que la compra de Lynda.com por parte de LinkedIn en un valor cercano a 1.500 es un llamado de atención. Es momento de que las instituciones educativas redefinan sus estrategias de contenidos y la tecnología que utilizan para aplicarlos. Es momento también para que las compañías analicen cómo están capacitando a sus recursos y se den cuenta que existen muchos canales alternativos para que sus integrantes estén mejor preparados para aportar valor a sus compañías.

Debemos consumir información pero no para ser archivada, sino para despertar nuevas formas de actuar. ¿Cómo hacerlo? Con la tecnología aplicada de forma eficiente.

Te invito a dejar tu opinión.