De cerca con... Vanessa López

thumbnail (1)-2Queremos continuar presentando a las personas que son un claro ejemplo de la cultura de Softtek y aportan su granito de arena cada día en cualquier iniciativa que se les presente. 

En anteriores post, tuvimos la suerte de conocer de cerca a Iván Minsut. Y hoy tenemos la oportunidad de estar con Vanessa López, también nominada a Leave a Mark del mercado de EMEA.

Vane cumplirá muy pronto 10 años en Softtek, y desde sus comienzos ha estado trabajando en la práctica de BPO. En BPO (Business Process Outsourcing) son expertos en la externalización y mejora de distintos procesos de negocio (compras y aprovisionamiento, resolución de facturas, gestión de proyectos, consultoría de procesos, etc.) que ayudan a nuestros clientes a centrarse en las áreas que representan el núcleo de su organización. Además, se encargan del resto de tareas garantizando la calidad y conformidad de los entregables.

Actualmente está en el equipo global de Soluciones dando apoyo en la operación y en el desarrollo del negocio.

Vane, ¿cómo te sentiste al escuchar tu nombre durante la Fiesta Aniversario, o, más bien, cuando viste tu foto en la pantalla?

La verdad es que lo primero que sentí fue una vergüenza horrorosa. En el momento recuerdo que estaba riéndome con las bromas y los comentarios de Ramón y Tania porque no me lo esperaba para nada. Además ¡con las pintas que llevaba! Yo creo que lo primero que sentí fue vergüenza y nerviosismo. Efectivamente, era emoción pura.

Claro, es que además este año teníamos la temática de los disfraces en la Fiesta Aniversario.

Sí, me habría sentido nerviosa igualmente, pero fue como… ¡¡No, no quiero salir y subir así!! (comenta entre risas).

Sin duda has dejado huella y tus compañeros han sido los primeros en reconocerlo. Dicen de ti que "eres la perfección en salario emocional que te ata a una empresa”. ¿Cómo te sentiste al recibir todos esos comentarios y cariño por parte de tus compañeros y líderes?

En ese momento, lo cierto es que no me llegué a enterar del todo bien. Y más tarde en la cena, cuando se me acercaba la gente a decirme lo bonito que habían sido esos comentarios, yo no sabía exactamente de qué me hablaban. Después cuando lo leí, me sentí súper, súper afortunada. No sé cómo expresarlo. La semana anterior le habían dado el reconocimiento a una compañera de México de la cual llevo años destacando que es una profesional extraordinaria, votándola para el reconocimiento y pensando en ¡¿cómo era posible que no se lo hubieran dado antes?! Cuando por fin se lo dieron, sentí una alegría desbordante y me emocioné muchísimo. Después, al recibir yo ese reconocimiento, solo podía pensar en que, si la gente que había venido a decirme esas cosas o que las había escrito, realmente se alegraban o sentían una milésima parte de lo que sentí yo por mi compañera de México, entonces, ¡simplemente…era la leche!

¡La verdad es que es para estar orgullosa! Además de tu rol global en el equipo de Soluciones, sabemos que te gusta participar en todas las iniciativas que puedes dentro de Softtek, como por ejemplo, en el Hackathon que realizamos hace un par de años, ¿verdad?

Sí. Yo me apunto a todo lo que puedo porque me entusiasma aprender y me atrae prácticamente todo lo nuevo. El Hackathon me pareció muy interesante porque además me dijeron que no hacía falta ser técnico, y que sería positivo que fueran personas con otros perfiles. Si que es verdad que estando allí, al inicio sí podía colaborar, pero cuando pasamos a la práctica me sentí en un rol un poco de cheerleader, porque veía que parte del equipo se paralizaba si fallaba algo y creo que lo que pude aportar en esos casos fue sobre todo dando ideas de cómo podrían solucionarlo y animarlos a seguir sin desanimarse. Al final, no deja de tratarse de intentar ayudar, mejor o peor, con liderazgo, proactividad y determinación. ¡Fue toda una experiencia!

También participas en las clases de entrenamiento funcional que ofrece Softtek a los colaboradores. ¿Te gusta el deporte?

¡Mucho! Me gusta salir con la bici, hacer snow, jugar al vóley… y de hecho el año pasado asistí a la prueba de Softtekiada del vóley playa. En cuanto a las clases de entrenamiento funcional, ¡me parecen excelentes! Es una gran medida por parte de la empresa, que incentiva no solo la parte saludable, sino que además promueve el compañerismo al mismo tiempo. ¡Creo que es un combo perfecto! Muchas de estas actividades que se organizan desde el área de 3E, promueven el trabajo en equipo, el compañerismo y todas ellas ayudan a interactuar y conocer a las personas de otros departamentos o proyectos, además de ser un factor diferenciador para Softtek.

¡Gracias Vane por compartir tanta ilusión por estas iniciativas! 

Y hablando de valores... ¿Cuáles consideras que son los más importantes para tí o que debería tener una persona?

El primerísimo de todos, es la humildad. Y luego, la honestidad y la bondad. A nivel profesional, creo que es imprescindible también la empatía, el compañerismo, que seas muy luchador y trabajador.

Estamos seguros de que todos ellos te han hecho llegar donde estás hoy. ¡Muchas gracias por tu tiempo! ¿Te gustaría contarnos algo más?

Ya que me ofreces la oportunidad, quiero aprovechar este espacio porque considero que ser agradecido también es una virtud importante.  Me gustaría destacar que me siento muy agradecida con Softtek porque creo que en cualquier otra empresa no habría podido conseguir lo que he alcanzado aquí. Siempre he dicho que lo bueno de esta compañía es que puedes crecer hasta dónde te lo propongas porque eso es lo que yo he vivido. Son casi 10 años que empezaron con una beca y al poco tiempo ya estaba liderando un equipo, luego otro y más tarde otros más se fueron sumando… Ahora estoy en una posición de expertise global. Veo que he ido asumiendo más responsabilidades, he ido creciendo y aprendiendo, y por ese lado estoy enormemente agradecida. Por el otro lado, estoy súper agradecida también porque he tenido unos compañeros extraordinarios aquí y en otras regiones y creo que todo ello me ha convertido en una buena profesional a día de hoy y eso es, sin duda alguna, gracias a toda la gente que me ha ayudado por el camino. A todos vosotros, ¡GRACIAS!

¡Gracias de nuevo a ti Vane, por tu sinceridad, alegría y el gran compañerismo que desprendes!