Fórmula E, la categoría de autos eléctricos que apuesta a la sustentabilidad


 Por Leonardo Gambino, Community Manager de Softtek


El próximo 10 de enero de 2015 se llevará a cabo la primer carrera de la Fórmula E en Buenos Aires, Argentina.

La categoría, al igual que la Fórmula 1, está a cargo de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) y tiene el objetivo de servir como laboratorio de investigación y desarrollo de vehículos eléctricos para incrementar la popularidad de energías limpias.

El calendario de esta primera temporada está pautado desde septiembre 2014 hasta junio 2015 y recorre todo el mundo en sus nueve carreras.

Fórmula E, Sustentabilidad, Autos eléctricos

Actualmente, el foco de la categoría está en los coches eléctricos pero no quiere decir que en el futuro se reemplace esa energía por otra. Lo que moviliza a la Fórmula E es la ecología y no la electricidad. Un pequeño ejemplo, el material informativo que se reparte a la prensa no se imprime sino que se distribuye en digital.

Otro de los atributos sustentables de la categoría es que los autos emiten menos ruidos y contaminan también en menor proporción.

En el mercado, una de las barreras que tienen los autos eléctricos para incrementar sus ventas son las preconcepciones, a veces errónea, que tienen los posibles consumidores. Muchos creen que este tipo de vehículos son sólo para paseos de fin de semana o que no tienen la potencia suficiente que sí puede tener uno auto tradicional. Sin embargo, hay autos eléctricos que alcanzan los 300 millas por hora y el primer auto en quebrar los 100km/h también fue eléctrico.    

Curiosidades como que el primer auto en transitar por la luna fue eléctrico, suenan irrelevantes si las comparamos con que la energía producida a partir de las baterías de 200kW en un coche de Fórmula E podría ser utilizada para cargar un iPhone durante 100.000 días o 274 años; o que estos autos tienen un costo muy bajo por carga completa de batería. Cada carga cuesta unos 3 euros aproximados.  

Si analizamos el impacto que pueden tener estos nuevos tipos de transportes a nivel global, la Organización Mundial de la Salud calcula que más de 70 millones de personas cada año mueren como resultado de la contaminación del aire, contaminación que se reduciría considerablemente con estos vehículos.

El aporte de la Fórmula E para posicionar estas nuevas energías en el uso cotidiano es muy importante ya que nuclea a empresas, líderes, expertos, ciudades, responsables políticos y medios de comunicación logrando gran visibilidad.