¿Cómo eliminar la letra pequeña? Transparencia, Claridad y Responsabilidad

userExperience.jpg

En los últimos años, el sector financiero ha sufrido una crisis en lo que a la confianza de sus clientes se refiere. Las cláusulas suelo y el caso de las preferentes han inundado nuestros telediarios durante meses, generando aún más incertidumbre en este sector.

Haciendo un ejercicio de responsabilidad, BBVA nos invitó a participar en una formación dónde explicaban el modelo de 'buenas praxis' TCR (Transparencia, Claridad y Responsabilidad), con el objetivo de recuperar esa confianza del cliente a todos los niveles. Dicho de otra manera, o como diría yo en 'román paladino', la iniciativa pretende, entre otras cosas, 'eliminar la letra pequeña'.

Este modelo se basa en los siguientes puntos:

Transparencia:

  • Proporcionar al cliente toda la información relevante.
  • Dar la misma relevancia visual a las ventajas / beneficios y a los riesgos / costes / requisitos.
  • Asegurar que el mensaje principal es válido para la mayor parte de la audiencia.
  • Se debe tener en cuenta que la información relevante varía en función del perfil del cliente, del momento del proceso y del producto.
  • Utilizar el canal adecuado: el que te permita contar lo relevante.


Claridad:

  • Emplear una buena estructura y utilizar elementos visuales para facilitar la comprensión y la navegación.
  • Vigilar que los elementos gráficos den una imagen realista e intuitiva.
  • Utilizar un lenguaje claro (Sin tecnicismos, pero preciso).
  • Limitar al máximo el uso de letra pequeña (cuando la uses que sea clara).
  • Fomentar la accesibilidad. En piezas audiovisuales, utilizar subtítulos y locutar lo relevante.


Responsabilidad:

  • Cuidar los intereses del cliente en corto, medio y largo plazo.
  • Acompañar al cliente.
  • No animar comportamientos financieramente irresponsables o perjudiciales para el cliente.
  • Dar al cliente el control sobre su relación con el banco.
  • Hacer un uso responsable con la infomación.

Con el objetivo de hacernos partícipes de este modelo y entenderlo, durante la formación hemos realizado una serie de prácticas bastante enriquecedoras a todos los niveles, que nos llevaron a una conclusión común: todas las partes implicadas (desarrolladores de SW bancario, usuarios, clientes, etc) consideramos que 'eliminar la letra pequeña' nos ayuda y debe ser una de las prioridades de la entidad para recuperar la confianza de los clientes.

 

Artículos relacionados: